El único tratamiento eficaz consiste en llevar a cabo una dieta sin gluten para toda la vida.